Guía básica para entender el cáncer.

Guía básica para entender el cáncer.

domingo 20 de septiembre, 2020

Funcionamiento celular

Todos los seres vivos están formados por células. Las personas tienen células en el cabello, uñas, pies, piel, pulmones, sangre, nervios, músculos, huesos, es una lista interminable. Las células juegan un papel fundamental en nuestro organismo y su función depende del tipo de células que sean. Algunas de sus funciones son convertir los alimentos y el oxígeno en energía, curar heridas y mantener el cuerpo en un estado saludable. La forma en que funcionan las células es fascinante, cumplen sus funciones en estrictos protocolos y en una secuencia impresionante.

El desarrollo del cáncer

Las células rebeldes, más conocidas por los médicos como células cancerosas, violan las reglas que deben seguir una célula sana: Las células sanas están programadas para dejar de crecer, pero las células cancerosas crecen sin control independientemente del espacio que las rodea. Las células normales pasan por un proceso llamado apoptosis, que se utiliza para eliminarlas una vez que terminan su trabajo. Sin embargo, las células cancerosas ignoran las señales de morir. Aquí es donde los tratamientos contra el cáncer hacen su trabajo porque sin ningún tipo de tratamiento, estas células pueden dividirse y volverse virtualmente inmortales. Las células sanas se comunican entre sí para permitir que su anfitrión sobreviva. Las células cancerosas utilizan esta comunicación para engañar a las defensas del cuerpo.

Habilidad mortal

Las células cancerosas tienen la capacidad de viajar y formar colonias en otras partes del cuerpo. No deberían poder sobrevivir al duro entorno del cuerpo humano, pero algunos desarrollan fuerza y ​​astucia a medida que crecen y se convierten en viajeros resistentes. Esta capacidad de las células cancerosas, conocida como metástasis por los oncólogos, es un proceso que desconcierta a los médicos y desafía a los pacientes. Las metástasis son responsables de alrededor del 90 por ciento de las muertes por cáncer. Los médicos pueden extirpar quirúrgicamente los tumores, encogerlos con quimioterapia o radiación, o atacarlos activando el sistema inmunológico del cuerpo. Sin embargo, algunos cánceres migran y migran de su tumor original, escondiéndose de la detección y el tratamiento tradicionales. Pueden aparecer meses o años después y, a menudo, son más resistentes al tratamiento que el cáncer original.

Estrategias para combatir células rebeldes

Reconocer un mal funcionamiento específico en las células cancerosas puede ayudar a los investigadores a encontrar mejores formas de combatirlas. En los últimos años, los científicos han podido observar estas acciones de cerca, como en el caso de los investigadores de la Universidad Texas A&M, quienes descubrieron que las células rebeldes pueden desactivar el gen NLRC5, evadir el sistema inmunológico y comenzar a desarrollar tumores. . El siguiente paso, dicen los investigadores, es encontrar formas de administrar NLCR5 en busca de mejores tratamientos. El sistema inmunológico no solo retrocede para esperar el tratamiento al rescate y envía células inmunes de macrófagos para combatir el poder invasivo del cáncer. Para resistir un ataque, las células cancerosas pueden liberar enzimas que producen proteínas anti-macrófagos para neutralizar a los comensales y desactivar la respuesta inmunológica.

¿Qué pasa con los tumores?

La persistencia a largo plazo de algunos cánceres depende de su capacidad para afectar las células sanas a medida que se propagan a nuevas partes del cuerpo. Como se mencionó anteriormente, las células cancerosas también se comunican y engañan a las células sanas. Gracias a esta comunicación, se forman algunos tumores, que las células normales piden ayuda para desarrollar el suministro de nutrientes creando nuevos vasos sanguíneos. Este proceso se conoce como angiogénesis y existen medicamentos especiales que están diseñados para apagar las señales auxiliares de las células cancerosas e interrumpir el suministro de nutrientes al tumor.

Un enemigo complicado

Como todos los seres vivos, las células cancerosas desarrollan estrategias para mejorar su supervivencia. Pueden formar escudos impenetrables fuera de los tumores para protegerlos de las células enviadas por el sistema inmunológico y los medicamentos. Estas estrategias confunden a médicos y pacientes por igual. Aun así, los investigadores hoy en día saben más sobre el comportamiento de las células cancerosas que antes y han podido ver cómo se mueven estas células por el cuerpo.

Posted by Alejandro Muñoz

Los comentarios están cerrados.

Inscripcion con busto ayudo